¿Cuánto debe durar un video corporativo?

Duración Videos Corporativos

¿Cuánto debe durar un video corporativo?

Una de las preguntas más habituales a la hora de querer desarrollar un proyecto audiovisual para cualquier empresa es la duración que debe tener nuestro video y, como siempre suele ocurrir en estos casos, no existe una sola respuesta correcta. Cualquiera que trate de convencerle sobre cuánto debería durar su video sin antes conocer un poco más acerca de su empresa, sus intenciones y el contexto en el que pretende distribuirlo probablemente le este engañando o no tenga muy claro de que va todo esto. A continuación le mostramos algunas de las cuestiones que deberíamos responder si queremos tener clara la duración, tipo y formato del video corporativo de su empresa. Estas preguntas además, nos ayudarán a conocer muchos otros aspectos a tener en cuenta.

  • ¿Cuál es el propósito de hacer un video? Se trata de un video corporativo, un caso de éxito, una oferta de producto, la grabación de un evento,…
  • ¿A quién va dirigido? Es evidente que no va dirigido a todo el mundo. Seguramente su empresa tiene un target muy definido y en función de éste tomaremos una u otra resolución.
  • ¿Qué relación tiene con su público? De nuevo la respuesta a esta pregunta es esencial a la hora de establecer una duración. Si nuestro público objetivo es seguidor habitual de nuestra actividad, estarán más que dispuestos a pasar más tiempo viendo nuestro video. Si lo que pretendemos es enganchar a nuevos seguidores y/o clientes, deberíamos hacer videos más cortos y amenos.
  • ¿Cuál es el mensaje que queremos transmitir?
  • ¿Tenemos claro el estilo del video que debemos usar?

 

Son muchos los tipos de videos para empresa y la verdad es que sus usos cada vez son más variados. Conocer de antemano el tipo de proyecto que estamos desarrollando y responder en mayor o menor medida algunas de estas preguntas nos ayudará a determinar la longitud que mejor le viene a nuestro video corporativo. Por supuesto no existe una norma, y en muchos casos el video corporativo de una empresa será de una longitud completamente diferente al de otra empresa, aún respondiendo de manera similar a estas cuestiones.

En general podríamos decir que existen dos tendencias dentro del mundo audiovisual para empresas.

Por un lado nos encontramos que los videos corporativos y videos para empresas en general son cada vez más cortos como promedio. Hace unos años la guía común a la hora de realizar un video de empresa era la de no pasar de los cinco minutos. Era normal, entre otras cosas el auge del que goza hoy en día el visionado de videos a través de internet, sobre todo Youtube o Vimeo, no existía en aquel entonces y básicamente la realización de videos corporativos estaba enfocada a presentaciones directas con el cliente a través de ferias, congresos o simplemente como presentación en la web o de manera interna. Sin embargo, hace ya unos años este promedio se redujo a una norma básica: mantenerse alrededor de los tres minutos. Hoy en día, la tendencia común es la de realizar videos que estén entre los 60 y los 120 segundos. Son varios los motivos por los que esta reducción en la longitud de los videos ha tenido lugar a lo largo del tiempo.

  • Vivimos continuamente informados y bombardeados por todo tipo de mensajes que compiten por nuestra atención a través de redes sociales, campañas de publicidad, herramientas de mensajería instantánea que comienzan a incluir publicidad, campañas de mailings,… Cada día nuestra manera de interactuar con los medios digitales avanza de manera vertiginosa. Cada vez somos más capaces de realizar diferentes tareas al mismo tiempo en nuestros dispositivos móviles y ordenadores, y por ese motivo cada vez tenemos menos tiempo para gastar en cosas que no nos interesen o no capten nuestra atención en el menor tiempo posible.
  • Parece mentira pero en los últimos años la implantación del video en internet ha sufrido un crecimiento brutal. Ninguno recordamos ya esos días en los que tenías que dejar un video cargando antes de poder visualizarlo. Ahora, casi inmediatamente, podemos comenzar a ver cualquier video de Youtube en nuestros móviles, compartirlos e interactuar con ellos, y la longitud de estos es fundamental a la hora de aplicar ciertos uso y aplicaciones móviles.
  • El video corto esta ganando popularidad. No hay más que echar un vistazo a las redes sociales como Instagram, Facebook,… o los sistemas de mensajería instantánea que cada vez apuestan más por los videos de formato corto. Por supuesto, podemos imaginarnos el impacto que esto supone en cualquier video de empresa.
  • En muchas ocaciones la longitud del video es un impedimento. ¿Quién no ha mirado la duración de un video antes de dar al play y en función de esta reproducirlo o no? ¿Por qué entonces pensamos que nuestros posibles clientes o seguidores no harán lo mismo? Mantengamos el video corto y conseguiremos un mayor número de reproducciones al ser menor la inversión de tiempo que tienen que realizar nuestros espectadores.
  • Esta demostrado que son muy pocas las visualizaciones de videos corporativos que se completan. La mayoría son abandonados mucho antes de llegar a la mitad. Imaginemos un video de 7 o 8 minutos que nos muestre la presentación de una empresa, nos bombardee a datos, información irrelevante, etc… Aun resulta muy habitual encontrar este tipo de videos en internet y en la mayor parte de los casos podemos observar que se trata de videos con apenas una decena de reproducciones en el mejor de los casos. Nuestro público es muy inteligente, tiene poco tiempo y hay muchas otras empresas compitiendo por su atención, por lo que tratemos de convencerle de que somos la mejor opción antes de que se aburra y pase a otra cosa.
  • Youtube no sólo tiene en cuenta el número de clics o visitas que se realizan a nuestros videos a la hora de dar valor a éstos, si no que la terminación porcentual de éstos es también un potente indicador a la hora de que el gigante tecnológico valore nuestro video corporativo y lo muestre entre las primeras opciones en las búsquedas de Google o directamente en Youtube.

Por otro lado, algunos tipos de videos son cada vez más largos:

  • Hay un problema evidente con respecto a los videos de empresa y es que básicamente vienen a hablarnos, como es obvio, de sí mismos, de cómo es su empresa, de lo que hacen mejor que nadie y de quienes son. Algo que normalmente o nos interesa el sector y buscamos información sobre esa empresa en concreto, o no nos interesa en absoluto. Es decir, a la gente lo que le preocupa son sus propios problemas e intereses y por ese motivo lo que se ha venido a llamar Marketing de Contenidos esta ganando tanta popularidad. Se trata de una tendencia en la que no se nos intenta vender nada. Al menos en un primer momento o de manera clara, si no que trata de difundir información y conocimiento con relación a un tema concreto a sus posibles futuros clientes y seguidores y de esta manera, asociar este contenido a su propia marca. Se trata en definitiva, de enganchar a través de una información gratuita e interesante, lo que se ha venido a llamar “aportar valor”, esperando que en un futuro gracias a una relación de confianza establecida a lo largo del tiempo, éste seguidor nos compre o invierta en nuestro producto. Por lo tanto, y como es lógico, el video de empresa que aquí se utiliza es un formato mucho más largo en el que se dan consejos, trucos, informes de actualización, tutoriales,… es decir, todo aquello que puede ayudar a nuestro posible futuro seguidor y al que proporcionamos un valor importante en su vida personal o profesional dentro de nuestro campo de influencia.
  • Servicios de subscripción. Es decir, si alguien paga o consiente en que le envíes ciertos contenidos a través de una newsletter es porque ya esta predispuesto a visualizarlos y generalmente no habrá problema en la duración.
  • El video patrocinado es otro tipo de producto audiovisual en el que la longitud no tiene demasiada importancia. Es decir, si su empresa puede permitirse realizar una retransmisión de un evento, un documental, un curso basado en tutoriales (por ejemplo, videos de cocina) e incluso un cortometraje y lo patrocina ya sea mediante el emplazamiento de su producto o a través de su marca en pantalla.
  • Y por supuesto, para terminar algo que resulta evidente… Si su empresa puede crear un contenido atractivo, inspirador, provocador,… la gente lo verá… No importa de que trate, siempre habrá un publico dispuesto a ver material de buena calidad e interesante, independientemente de su longitud.

Por supuesto, como siempre, os invitamos a visitar nuestra página sobre videos corporativos para empresas donde podrás ver algunos de nuestros trabajos e información sobre nuestra manera de trabajar.

No Comments

Post A Comment